?BIOETICA? COMO INSTRUMENTO DISCURSIVO DE LA ALIANZA ENTRE LA POLITICA, LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA

Desde la segunda guerra mundial, el mundo vincula con fuerza los avances científicos de la física con los horrores que los científicos eventualmente pueden generar, como el caso de la bomba atómica. Algo similar ha ocurrido con la química, a propósito de la creación de gases tóxicos, sin dejar de mencionar las cámaras de gases utilizadas por el régimen de Hitler. La biología, en cambio, y su apéndice la biotecnología ha sido una de las ciencias que ha permanecido con una imagen limpia. Sin embargo, grandes discusiones de orden social han estados bajo el marco de esta ciencia: el aborto, la fertilización en vitro, la clonación, la reprogramación celular, entre otros.

Hoy día, con frecuencia estamos observando los grandes adelantos de la tecnología en nuestros propios escritorios. Y en estos adelantos resulta difícil ver con claridad la gran alianza que existe entre la ciencia, la tecnología y el poder político. El vínculo parecía ser, ingenuamente, de separatidad y subordinación tecnocrática, en donde la ciencia y la técnica avanzaban por su cuenta y el poder político por trayectorias separadas. Se pensaba, ilusamente, que los científicos a la verdad como los políticos a los valores. Sin embargo, es una ilusión, un espejismo tal separatidad, pues siempre han estado en alianza táctica y estratégica todos estos elementos clave del desarrollo y del crecimiento económico.

¿Cuál es la interacción real entre la ciencia, el derecho y la política? Hoy día hablamos de que estamos viviendo en la sociedad del conocimiento. En este marco, la transferencia de los conocimientos científicos y tecnológicos es algo de significativa relevancia. No obstante, si somos cuidadosos, la tecnología y la ciencia no se limitan a permitirnos hacer cosas, sino que también nos gobiernan.

En efecto, cuando estamos adquiriendo productos transgénicos, ¿acaso no estamos adquiriendo también el estilo de vida que rodea estos productos? Cuando estamos comprando un automóvil ¿acaso no estamos comprando todo un estilo de vida que depende de dicho automóvil?

Al levantarnos en la mañana, tocamos, vemos y olemos química. Y esto nos está ocurriendo durante todo el día. Lo primero que suena es el despertador, para el que debemos comprar pilas eléctricas, luego nos vamos al baño, en el que agregamos química a través de los cosméticos, el agua de colonia, la pasta de dientes. Enseguida vamos a desayunar más química en nuestro café (cafeína) y luego, vamos y subimos al automóvil, que también es pura química. Los 90 elementos se transforman en más de veinte millones de compuestos químicos que componen un abanico de enormes posibilidades. Desde las moléculas que emergen del azar hasta otras de laboratorio construidas con alta precisión, ambas nos inundan la existencia a través de todo nuestro acontecer. Los polímeros, el nylon, los antibióticos, fertilizantes y plaguicidas sintéticos son algunos de los ejemplos clásicos que han “facilitado” la vida. Pero todo no ha sido facilitar. También hemos experimentado desastres derivados de la química, como lo ocurrido con el famoso DDT, o las nubes tóxicas derivadas de pesticidas, y así, se va abriendo un nuevo frente relacionado con la contaminación ambiental.

Sin embargo, la propia química va resolviendo los problemas que derivan de sí misma, como el caso de los combustibles alternativos a la gasolina, o la creación y producción de medicamentos para enfermedades que hasta hace poco eran catalogadas de incurables. Química y física comparten la mala reputación que les proveen las experiencias atómicas hasta el bio-terrorismo, y a la vez, son el remedio de muchos males originados en sí mismas.

Hay que entender de una vez por todas que la ciencia y la tecnología no se desarrollan de forma universal, sino que contienen una fuerte carga cultural, una gran influencia política y una gran relación con el poder. La biología, que a los ojos de muchos es una disciplina inocente, no es la misma en Alemania que en otras latitudes. En nombre de la eugenesia, la intervención de los rasgos hereditarios para mejorar la humanidad, que se amparan en marcos que van desde personas más sanas e inteligentes hasta el alivio del sufrimiento humano se producen alianzas entre el Estado y la biotecnología. En Estados Unidos, país en que los propios biólogos han sido los más interesados en establecer una regulación de la actividad científica, como fue el caso de los acuerdos de 1975 la regulación pensada se limita sólo a los riesgos físicos y/o ambientales que podrían derivarse del uso indiscriminado de la biología, y ninguno ha planteado la posibilidad de otros tipos de implicaciones, tales como el tipo de relación que deseamos tener con la naturaleza y que se hace relevante al discutir la manipulación genética. ¿Podría pensar alguien que estos científicos son incapaces de visualizar otros efectos en el ámbito social y cultural? Obviamente han hecho la vista gorda de estos dilemas encubriéndolos con las preocupaciones por la seguridad física y acentuando esos efectos por sobre cualquier otro que comprometa al poder político y económico.

La verdad política y científica de fondo se recubren de verdades de superficie muy convincente y suficiente para continuar con su control. Veamos por ejemplo lo que hay técnicamente tras la muta-génesis forzada en la agricultura: Está demostrado que todos los organismos vivos son mutantes y poseemos una variabilidad que parecemos desconocer, especialmente cuando se trata de discutir estos temas. Cada vez que vamos a tomar sol y nuestras células son agredidas por los rayos ultravioleta, se producen cambios importantes que pueden ir desde la reparación celular autónoma hasta la degeneración celular que, en el extremo de la oxidación generan cáncer. En la agricultura, la muta-génesis forzada (aceleración de la mutación natural evolutiva) en plantas por ejemplo, en realidad, lo único que hace es tomar ventaja de ese proceso y acelerar las mutaciones que el organismo naturalmente haría de todos modos, y luego, utilizando la genómica, la tecnología de los chips de ADN o de marcadores, se aíslan, de entre los miles de decenas de miles de individuos, aquel o aquellos individuos que tiene la mutación en el carácter que se desea. Así, se tiene un individuo que es idéntico al original con unas pequeñas mutaciones, las que identificadas, permiten producir un nuevo organismo que es exactamente idéntico al original, y al cual no se le ha efectuado ninguna manipulación genética, pero con fortalezas evolutivas, mejores resistencias a determinados fenómenos o elementos, tamaño mejorado, productividad, variaciones en su balance nutricional, etc.

En otras palabras, la muta-génesis de las plantas nos hace alimentarnos como lo haríamos naturalmente en muchos siglos más, puesto que si la oxidación produce cáncer, deberíamos esperar que en varios siglos más el organismo produzca las mutaciones necesarias para producir sus propios antioxidantes en la cantidad y calidad necesaria para que no exista desequilibrio que lleve al cáncer. Este fenómeno social de muta-génesis se inició aproximadamente en el neolítico con la aparición de la agricultura moderna derivada de la domesticación de las plantas. Por lo tanto, estamos consumiendo alimentos “genéticamente manipulados” hace más de 60 mil años. Podríamos decir que estamos alimentando un organismo humano del siglo 21 con especies del siglo 25, ya que, al igual que en las plantas, nuestro propio organismo será capaz de efectuar mutaciones naturales que permitan en forma autónoma eliminar los desequilibrios que conducen a enfermedades en varios siglos más. ¿Y por qué sucede tal adelanto? Porque es rentable, privada y socialmente, la ciencia, la tecnología y la política constituyen una trilogía de poder extraordinariamente rentable, que no se fija en desequilibrios sino que, actúa perfectamente y en forma muy consistente con su evolucionar. ¿Acaso hay algún momento histórico que se destaque por sus equilibrios? Ni siquiera la llamada etapa de comunismo primitivo se salva de la emergencia de gérmenes de intereses contrapuestos. En su seno emergen nuevas formas de organizarse y de adaptarse evolutivamente.

¿Por qué es tan difícil convencer a la gente de la inocencia de los transgénicos desde un punto de vista científico? ¿Hay algo oculto tras estos avances? Desde un punto de vista, los científicos son inocentes en forma limitada, al indicarnos que un ingrediente determinado no es distinto del natural y, que por lo tanto, no va a actuar en el cuerpo de un modo diferente. Sin embargo, no pueden referirse a la inocencia social. Las cosechas transgénicas se introdujeron rápidamente en el mercado agrícola de Estados Unidos. Pero la organización agrícola estadounidense no es igual que la que poseen los países europeos. En USA se sigue una política agrícola de tipo industrial, de grandes y extensas explotaciones y casi no existen granjas familiares. Los cultivos se efectúan con gran eficacia.

Esto significa que tenemos que distinguir el entorno, porque la tecnología de los transgénicos adaptada para un entorno industrializado y altamente estructurado no puede tener los mismos efectos en otros entornos menos estructurados y atomizados.

Por otra parte, la inocencia científica emerge de una ¿percepción? limitada a la negatividad o positividad de los efectos, es decir, considera una única dimensión que está referida a si los alimentos transgénicos nos envenenan o no. Pero esta tecnología no es necesariamente inocente en términos sociales ni medioambientalmente, ya que se desconocen las consecuencias a largo plazo, como por ejemplo la sustitución que implican los monocultivos o cultivos uniformes respecto a la diversidad natural. A veces me pronuncio por la bioética de la precaución, es decir tomar caución anticipada y actuar con prudencia, especialmente cuando se trata de financiamiento privado de investigación biotecnológica, que va a conducir a beneficios igualmente privados. Con mayor razón si de trata de financiamiento público. Pero en otras oportunidades, me pregunto si acaso el propio fenómeno de la investigación biotecnológica y el desarrollo de la nanotecnología no son hechos inherentes a la propia “mutación” y evolución humanas, con sus pro y contras que llevarán a otras alteraciones y mutaciones naturales en el futuro.

Las personas, nosotros, tenemos nuestras propias ideas acerca de lo que es dañino y de lo que es inocuo. Por su parte, los científicos también poseen sus propios parámetros de lo dañino y de lo no dañino. Aunque puede reconocerse que nadie quiere, en el ámbito de la investigación pro-humana, descubrir ni realizar cosas dañinas, tampoco se tiene una verdadera idea de las preocupaciones de la gente.

Normalmente las regulaciones ponen en primer plano la seguridad humana, y en segundo lugar los problemas medio ambientales, generalmente forzados por las circunstancias y los hechos que ponen en tela de juicio los efectos, y, hasta aquí, las regulaciones nunca han puesto en plano alguno los riesgos sociales, ya que no existen ni métodos adecuados ni técnicas que hagan fiables los estudios acerca de estas cuestiones. Pero la verdad es que, si entendemos que se trata de gente inteligente, no queda otra cosa que concluir que el interés por lo social está bastante alejado del interés privado y que, por lo tanto, las regulaciones no considerarán nunca estos efectos, a menos que vean comprometido su poder y deban hacer alguna concesión.

Por otra parte, dado que muchas veces se ha “violado” la confianza pública, los alegatos en contra de estas prácticas tienden a solicitar que lo que se efectúe en materia científica permita recuperar esa confianza perdida, y ya no basta que los científicos expresen su seguridad acerca de un descubrimiento o de una creación científica, sino que se comprometan más activamente en ello. Pero todo eso no es más que la expresión de una cultura que continúa en la ingenuidad.

En general, las personas que no están en el poder sienten temor del ejercicio del poder, temen un impacto terrible de este ejercicio en términos de intimidación y de coacción. Psicológicamente no es más que la proyección de su propia naturaleza. Ahora, se agregaría un elemento que fortalece el poder y el temor opuesto, el poder de la ciencia. En otras palabras, una fusión del Estado, la tecnología y la ciencia se traduce en un poder prácticamente omnímodo y cuyos alcances obviamente son trascendentes y no se quedan en la interrogante de un condicional que nos haga preguntarnos respecto a “si serán” trascendentes. Pero si siempre ha sido así, ¿cuándo no?.

Esto es un motivo de preocupación no menor. Aquí mismo en Chile, vemos día a día como se va estrechando la colaboración entre los tres frentes. Esto ha sido así siempre en el contexto de las fuerzas armadas y jamás ha sido transparente en el contexto de la tecnología para enfrentar conflictos bélicos. No existe ningún país en el mundo en el cual el público pueda acceder a estas decisiones, y los arsenales de guerra crecen sin que nadie sepa por qué ni a dónde se dirigen estas decisiones. Más aún hoy día, en que el poder combinado de la ciencia y el Estado se ven fuertemente activados y promovidos por la guerra “global” contra el terrorismo que postula Bush. Y la biología, la química y la física, además de la información, están al servicio de esta guerra global. Indudablemente, pedir una participación democrática en todo este tipo de cuestiones es más que difícil que sea satisfecha con respuestas idóneas, y probablemente seamos más bien objeto de los panópticos de Focault a escala mundial.

Pero ahora se agregarían ámbitos en los que no se trata de guerras solamente, sino derechamente asociados a la producción industrial y al control. Difícil parece ser que en cincuenta años más podamos contar con la poca autonomía y libertad personal que hoy tenemos. Yo creo que ya se está vigilando prácticamente todo lo que hacemos, así que dentro de muy pocos años más será posible vigilarlo todo. De hecho, entro en Google y lo que haga se almacena en algún lado. Pero es lo esperable, es la resultante de la propia evolución. Con esto no digo que dejemos pasar las cosas, puesto que actuaremos siempre en función de cuál es nuestro interés, así no vaya bien o mal, pero sí aclaro que no se trata de una sorpresa.

A algunos les surge la cuestión de que si acaso todas las preocupaciones de la bioética no están moldeadas por el poder de la política y realmente representan la voz de los ciudadanos. En la ingenuidad del pensamiento superficial se supone que la bioética debe reflejar el ámbito de los valores de las personas, y tales valores deberían explicitarse en las decisiones; pero, para los ilusos será paradojalmente y para los que viven la dialéctica social no lo es; lo que observamos es una emergencia de una bioética que suple necesidades políticas. Dada la relación ciencia-hechos y política-valores, en vez de observarlos como contra partes, lo que realmente observamos es que día a día se forman comités de bioética a nivel político y que también emergen en las industrias, en una fusión extraña para los ingenuos y nada extraña para los que leen con detención los hechos políticos. De hecho, los comités industriales de bioética son los más activos. Hasta la publicidad se sirve del discurso bioético. Esa emergencia de tanto comité de bioética desde la política y desde la industria no deja de ser sospechosa para muchos, al observar que más parecen comités de apoyo al cartel político-científico que real aporte representando los intereses públicos genuinos. La verdad es que no es nada sospechosa, sino directamente brutal en la instalación de un discurso que refleja la alianza político-científico-tecnológica y que se administra con bastante inteligencia. Así que la correlación entre el discurso bioético y lo que los ciudadanos quieren, es bastante relativa, y reitero ¡como siempre!. Especialmente en los temas referentes al aborto, la píldora del día después, la eutanasia y el de las células madres. No cabe duda de la influencia de la política sobre la elección de quienes hablan en nombre de los ciudadanos en los ámbitos de la bioética.

La democracia actual no es sinónimo de legitimidad ni de ética. Pero no importa. Eso no es más que un continuose de un empezose de hace muchos siglos atrás. Y la naturaleza sigue demostrando que en las luchas siempre ganará el más fuerte, entendiendo que la fuerza no siempre está del lado de los que poseen más recursos. Al final, la gran pregunta, de orden antropológico que me emerge, es si la biotecnología no forma parte de la propia biodiversidad y sus efectos no son más que producto natural de la evolución y sus mutaciones inherentes. En ese ámbito, la bioética no es más que una expresión cultural que también evoluciona junto a la permanente dialéctica de los opuestos, y que hoy, responde a la correlación de fuerzas políticas y económicas de turno en el poder como lo ha hecho en toda la historia humana.

Por eso es que creo el discurso bioético es un discurso que prefiero escucharlo con sumo cuidado, ya que nunca se sabe con certeza para quién trabaja y si acaso no es más que una expresión lingüístico-evolutiva más dentro del acontecer humano. El propio Humberto Maturana, en la práctica excluye de la biología del amor las relaciones contractuales por el trabajo, diciéndonos que no son relaciones sociales y que no hay que considerarlas como tales puesto que lo importante es el producto, no las personas. Esto me parece muy lúcido. Pero también dice que el amor es la emoción que funda lo social, como el ámbito de convivencia en el respeto por sí mismo y por el otro. La historia de nuestro linaje sería la historia de la vida social centrada en la consensualidad y en la cooperación, no en la competición ni en la agresividad, es la historia de la expansión de las capacidades para la consensualidad y la inteligencia. Si aceptamos tal hipótesis, como explicación científica acerca de quienes somos y qué nos caracteriza bio-lógicamente, entonces sugiero que también tenemos que considerar una variación conceptual y realista de que el amor es una emoción que funda lo social hasta tanto en cuanto no nos invada más allá de lo necesario para mantener una cooperación restringida por ciertos eventos contingentes y una consensualidad que mantenga el nivel de relaciones en el estado deseado por quien posee el poder. La competición y la agresividad entonces ¿qué diantre serían en la realidad que nos golpea diariamente? ¿Somos seres amorosos, en la perspectiva de Maturana, con quien amamos? ¿Y qué ocurre con las condicionantes que exponemos de no aceptación del otro en algunos planos? ¿No son expresiones de la biología humana? En mi entender, emergen porque son parte de nuestro propio organismo y procuran cumplir con funciones adaptativas de sobre y supervivencia. Cada vez más voy entendiendo la bio-logía como un fenómeno que abarca tanto nuestras conductas emergentes de nuestro sistema neurológico como de un sistema neurosocial que se teje en el lenguajear de intereses y que se funda en la combinatoria de estructuras hereditarias orgánicas y no orgánicas que también penetran nuestros genes y determinan futuro evolutivo. La historia de nuestro linaje pareciera ser más bien la historia de la vida social centrada en los intereses que emergen tanto de la determinación de la estructura biológica en función de la herencia, como de la estructura de pertenencia y las funciones adquiridas en función de la clase social, o grupos referenciales y los intereses sociales, combinadas y en constante movimiento adaptativo-evolutivo. Ahí, la bioética adquiere un espacio legítimo, entendible como expresión biocultural de intereses que evolucionan, que se mueven dinámicamente, que consiste en un mecanismo adaptativo inteligente-adaptativo-contingente que colabora en la conciliación y en la eliminación de comportamientos extremos que expongan la estabilidad del sistema global de intereses. Pero si tal instrumento fracasa, siempre la historia de nuestro linaje nos pone ejemplos de cómo la cismo-génesis termina resolviendo estos dilemas.

|

Comentarios

Thanks for any other magnificent post. The place else may just anybody get that type of info in such a perfect way of writing? I've a presentation next week, and I am at the search for such information.
Responder
Wow, incredible blog layout! How long have you been blogging for? you made blogging look easy. The overall look of your site is fantastic, as well as the content!
Responder
I think the admin of this site is actually working hard for his web site, as here every stuff is quality based information.
Responder
Hello! Quick question that's completely off topic. Do you know how to make your site mobile friendly? My website looks weird when viewing from my iphone 4. I'm trying to find a theme or plugin that might be able to fix this problem. If you have any recommendations, please share. Many thanks!
Responder
Hi my friend! I wish to say that this post is awesome, great written and include almost all vital infos. I would like to see more posts like this.
Responder
First off I want to say terrific blog! I had a quick question which I'd like to ask if you do not mind. I was curious to know how you center yourself and clear your head prior to writing. I've had a difficult time clearing my thoughts in getting my thoughts out. I do enjoy writing but it just seems like the first 10 to 15 minutes tend to be wasted simply just trying to figure out how to begin. Any ideas or tips? Kudos!
Responder
I am so happy to read this. This is the type of manual that needs to be given and not the random misinformation that's at the other blogs. Appreciate your sharing this best doc.
Responder
Howdy very nice site!! Guy .. Beautiful .. Superb .. I'll bookmark your site and take the feeds additionally? I'm glad to seek out so many useful info right here within the submit, we'd like work out more strategies in this regard, thank you for sharing. . . . . .
Responder
Hey There. I discovered your weblog using msn. This is a very well written article. I'll be sure to bookmark it and come back to read extra of your useful information. Thanks for the post. I'll certainly comeback.
Responder
What's up colleagues, its impressive article regarding cultureand fully defined, keep it up all the time.
Responder
MARK COAN - JOY Loved the teaser . Can't wait to see the PICS and pphares choose a few for ourselves to maintain the memories. Let me know if and when we can see them (after the Kids do their choosin').
Responder
<a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chloe_japan10.html">クロエ 長財布</a> <a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chloe_japan10.html">クロエ 店舗</a> <a href="http://www.uonobu.co.jp/public/sale/pra_outletjp08.html">プラダ 通販</a> そこまで迫る、私たちが見て、いくつか、そしてそれらの数になるように私はドンが再構築する実行可能であると信じて、彼は言って引用された。 <a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chloe_japan10.html">http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chloe_japan18.html</a> <a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chanel_jp_153.html">シャネル 財布 激安</a> <a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chanel_jp_153.html">シャネル バッグ 新作</a> 12月にRSPCAに従い、2005年に1,459この同じ期間にバランスイングランドとウェールズ全体で1,527脱走の苦情があった。 <a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chanel_jp_153.html">シャネル 財布 人気</a> <a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/jp2lvsale.html">http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/jp2lvsale.html</a> <a href="http://www.uonobu.co.jp/public/sale/pra_outletjp08.html">prada アウトレット</a> 一つは、いくつかの素晴らしい日没牧場ゴルフ会員権を楽しむことができますサンセット牧場ゴルフカントリークラブ、熱心なゴルファーを再生するteeoff時間を予約することができます。 <a href="http://www.uonobu.co.jp/public/sale/pra_outletjp08.html">プラダ 通販</a> <a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chanel_jp_153.html">シャネル 財布 人気</a> <a href="http://www.k-jinken.ne.jp/gmap/store/chloe_japan10.html">クロエ 財布 激安</a> 今日の研究では、イートン、アマート、そして同僚は、できるだけ多くの25として、一般的に取引される哺乳類や爬虫類を表す204のサンプルでバーコード領域の配列を決定。
Responder
オンライン通販のAmazon公式サイトなら、<a href="http://www.dvdhotsale.net/zetaireido.html">絶対零度·特殊犯罪潜入捜査·DVD-BOX</a>を DVDストアで、いつでもお安く 「絶対零度~特殊犯罪潜入捜査~」とは - フジテレビ系列の連続ドラマ PREANDEDEDS <a href="http://www.dvdhotsale.net/utakatanonatu.html">泡沫(うたかた)の夏 DVD-SET</a> 笑えて泣けて、勇気をもらえるストーリーにハマる!<a href="http://www.dvdhotsale.net/missajyunma.html">ミス·アジュンマ·美魔女に変身!·DVD-BOX</a> 企画はヒット作「妻の誘惑」を手掛けたオ·セガン! Liaitaanodo <a href="http://www.dvdhotsale.net/bleach.html">ブリーチ dvd</a>
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar

Creative Commons License
Mirada Sistémica by Haroldo Miranda/Pavel Piña está licenciado bajo una Creative Commons Reconocimiento 2.0 Chile License.
Basado en el trabajo de Haroldo Miranda /Pavel Piña.